Hipertensión Prevención y promoción de una vida saludable

Hipertensión: Prevención y promoción de una vida saludable

La presión arterial alta es una afección común pero peligrosa que afecta a muchas personas en todo el mundo. Sin embargo, hay buenas noticias: la hipertensión se puede prevenir y controlar en gran medida a través de un enfoque de vida saludable.

Según datos de la OMS, la hipertensión es el principal factor de riesgo para sufrir una enfermedad cardiovascular. Cada año ocurren 1.6 millones de muertes por enfermedades cardiovasculares en Latinoamérica, de las cuales alrededor de medio millón son personas menores de 70 años, lo cual se considera una muerte prematura y evitable.

¿Qué es la hipertensión arterial?

La hipertensión arterial, también conocida como presión arterial alta, es una enfermedad crónica en la cual la fuerza ejercida por la sangre contra las paredes de las arterias es demasiado alta. Se le conoce como «el asesino silencioso» porque a menudo no presenta síntomas evidentes en las etapas iniciales, lo que puede llevar a complicaciones graves si no se controla. La presión arterial alta igual o por encima de 140/90 mmHg es considerada como hipertensión.

Esta enfermedad afecta entre el 20-40% de la población adulta de la región y significa que en LATAM, alrededor de 250 millones de personas padecen de presión alta (datos OMS).

Riesgos y factores desencadenantes

La hipertensión arterial puede ser causada por una variedad de factores. Algunos de los principales factores de riesgo incluyen:

Genética:

Antecedentes familiares de hipertensión pueden aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad.

Estilo de vida poco saludable:

Una dieta alta en sodio, baja en potasio, pobre en frutas y verduras, el consumo excesivo de alcohol, el tabaquismo y la falta de actividad física regular pueden aumentar el riesgo de hipertensión.

Edad:

A medida que envejecemos, la presión arterial tiende a aumentar.

Sobrepeso y obesidad:

El exceso de peso ejerce presión adicional sobre el sistema cardiovascular, lo que aumenta el riesgo de hipertensión.

Condiciones médicas subyacentes:

Enfermedades como la diabetes, enfermedades renales y trastornos hormonales pueden contribuir al desarrollo de la hipertensión.

Promoción de una vida saludable para prevenir la hipertensión

La buena noticia es que muchos casos de hipertensión se pueden prevenir o controlar a través de la adopción de un estilo de vida saludable. Aquí hay algunas estrategias para promover una vida saludable y prevenir la hipertensión:

Mantén una dieta equilibrada: una alimentación saludable y equilibrada es fundamental para prevenir la hipertensión. Opta por una dieta rica en frutas, verduras, granos enteros, proteínas magras y grasas saludables. Limita el consumo de alimentos procesados, ricos en sodio y azúcares añadidos. Si no tienes claro qué tipo de alimentación llevar para cuidar de tu salud, puedes consultar con un Nutricionista.

Reduce el consumo de sal: el consumo excesivo de sal puede elevar la presión arterial. Limita la cantidad de sal en tus comidas y lee las etiquetas de los alimentos para controlar tu ingesta de sodio. Prueba usar hierbas y especias para sazonar tus platos en lugar de sal.

Mantén un peso saludable: el sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de desarrollar hipertensión. Mantener un peso saludable a través de una combinación de una alimentación equilibrada y ejercicio regular puede ayudar a prevenir la presión arterial alta.

Realiza actividad física regularmente: el ejercicio regular no solo ayuda a mantener un peso saludable, sino que también fortalece el corazón y los vasos sanguíneos, reduciendo el riesgo de hipertensión.

Limita el consumo de alcohol: el consumo excesivo de alcohol puede aumentar la presión arterial. Se recomienda limitar el consumo a una bebida al día para las mujeres y hasta dos bebidas al día para los hombres.

Deja de fumar: el tabaquismo daña los vasos sanguíneos y aumenta la presión arterial. Dejar de fumar es uno de los mejores regalos que puedes hacerle a tu salud en general y a tu presión arterial en particular.

Reduce el estrés: el estrés crónico puede contribuir al desarrollo de la hipertensión. Busca formas de manejar el estrés, cómo practicar técnicas de relajación, meditación, yoga o actividades que te brinden placer y tranquilidad.

Realiza chequeos regulares: es importante realizar chequeos regulares con tu médico para monitorear tu presión arterial y detectar cualquier signo de hipertensión en sus primeras etapas.

Al aplicar estas recomendaciones, estarás tomando medidas proactivas para cuidar de tu salud y prevenir la hipertensión. Tu cuerpo y tu corazón te lo agradecerán. Si requiere apoyo médico especializado, en Panama Cancer Clinic contamos con especialistas que podrán ayudarle con el cuidado de su salud.

Lizeyca Seixas

Dra. Lizeyca Seixas
Cardióloga

Humberto Juarez

Dr. Humberto Juárez
Cirujano Cardiovascular y Torácico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chatéanos al Whatsapp
Agendar Cita
Panama Cancer Clinic