Lo que debe saber sobre el cáncer en la niñez y la adolescencia

Lo que debe saber sobre el cáncer en la niñez y la adolescencia

Cada año se diagnostica cáncer a aproximadamente 280.000 niños de entre 0 y 19 años, esto nos lleva a la conclusión de que el cáncer es una enfermedad que no distingue de edades. Solo en América Latina y el Caribe, se estima que al menos 29.000 niñas, niños y adolescentes menores de 19 años resultarán afectados por el cáncer anualmente. De ellos, cerca de 10.000 fallecerán a causa de esta enfermedad (Según cifras de la OMS).

El cáncer infantil es una de las principales causas de muerte en los niños y puede ser devastador tanto para el niño como para su familia.

El cáncer infantil puede afectar cualquier parte del cuerpo, pero los tipos más comunes incluyen la leucemia, los tumores cerebrales, el linfoma y los sarcomas.

Leucemia

La leucemia es un tipo de cáncer que se origina en las células de la sangre, y es el tipo de cáncer infantil más común. En general, la leucemia se divide en dos categorías principales: leucemia linfoblástica aguda (LLA) y leucemia mieloide aguda (LMA). La primera, es el tipo de leucemia infantil más común y se caracteriza por la producción anormal de células linfoides inmaduras en la médula ósea. La leucemia mieloide aguda, por otro lado, se caracteriza por la producción anormal de células mieloides inmaduras en la médula ósea.

Tumores cerebrales

Los tumores cerebrales en niños son una de las formas más comunes de cáncer infantil, y pueden ser tanto benignos como malignos. Los tumores cerebrales se originan en el cerebro o en la médula espinal, y pueden afectar el sistema nervioso central. Estos, se dividen en dos categorías principales: tumores cerebrales primarios, que se originan en el cerebro o la médula espinal, y tumores cerebrales secundarios, que se propagan desde otras partes del cuerpo.

Linfomas

El linfoma es un tipo de cáncer que se origina en el sistema linfático y es una de las formas más comunes de cáncer infantil. El sistema linfático está formado por una red de vasos, ganglios y órganos que ayudan a proteger el cuerpo contra infecciones y enfermedades.

Existen dos tipos principales de linfomas: el linfoma de Hodgkin y el linfoma no Hodgkin. El linfoma de Hodgkin es menos común en niños, pero generalmente tiene una tasa de supervivencia alta, mientras que el linfoma no Hodgkin puede ser más agresivo y tener una tasa de supervivencia más baja.

Sarcomas

Los sarcomas son un tipo de cáncer poco común que pueden afectar a los niños. Estos cánceres se originan en los músculos, huesos, grasa y cartílago, y se clasifican en dos tipos principales: sarcomas de tejidos blandos y sarcomas óseos. Los sarcomas de tejidos blandos son más comunes en niños pequeños, mientras que los sarcomas óseos son más comunes en adolescentes y adultos jóvenes.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer infantil?

Los síntomas del cáncer infantil pueden variar dependiendo del tipo de cáncer y de la ubicación del tumor. Algunos síntomas comunes incluyen:

Fiebre

Fatiga

Dolor de cabeza

Pérdida de peso y pérdida del apetito

Hinchazón de los ganglios linfáticos

Dolor de huesos y/o de estómago

Problemas para respirar

Sudoración nocturna

Moretones

Vómitos

Convulsiones

Cambios en la visión

Cambios en el equilibrio y coordinación (en el caso de los tumores cerebrales)

Entre otros

Debe tener en cuenta que estos síntomas pueden ser causados por otras condiciones y no necesariamente son indicativos de cáncer infantil. Sin embargo, si un niño presenta estos síntomas, es necesario que se realice una evaluación médica completa para descartar cualquier afección grave.

¿Cómo se diagnóstica el cáncer infantil?

El diagnóstico de cáncer infantil puede ser difícil, ya que los síntomas pueden ser vagos y no específicos. Los especialistas suelen realizar una serie de pruebas para determinar si un niño tiene cáncer, incluyendo análisis de sangre, tomografías, resonancias magnéticas y biopsias. Es importante que el diagnóstico sea preciso, ya que un diagnóstico temprano puede mejorar significativamente las posibilidades de éxito del tratamiento.

¿Cómo se trata el cáncer infantil?

El tratamiento del cáncer infantil depende del tipo de cáncer y de la ubicación del tumor. Los tratamientos comunes incluyen:

La radioterapia

Los trasplantes de células madre

Los tratamientos pueden ser agresivos y pueden tener efectos secundarios significativos, lo que puede ser especialmente difícil para los niños y sus familias. En Panama Cancer Clinic contamos con un equipo médico multidisciplinario, capacitado para brindarle al niño y sus familiares todo el acompañamiento en su proceso de diagnóstico y tratamiento. Es importante que los pacientes que reciben tratamiento para el cáncer infantil tengan acceso a un equipo médico que se especialice en el tratamiento de niños con cáncer y que reciban apoyo emocional y psicológico adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chatéanos al Whatsapp
Agendar Cita
Panama Cancer Clinic